LA DEPRESIÓN «SONRIENTE» O DEPRESIÓN POSPARTO

20 diciembre 2021

¿Tienes alguna duda?

Contacta conmigo por Whatsapp para más información.

“La depresión sonriente. La depresión posparto”

Seguro que estando embarazada has hecho un curso de preparación al parto, ya que sentías que necesitabas prepararte para afrontar ese momento vital en tu vida, pero, cuánto le dedican en esos cursos a hablar del posparto.

Si, te enseñan a curarle el cordón a tu bebé, o a saber cómo bañarlo, te pueden enseñar a cuidarse los puntos, pero la parte emocional brilla bastante por su ausencia en este tipo de preparaciones.

Es posible que pensaras que cuando tuvieras a tu bebés en brazos, serías la mujer más feliz del mundo, pero para tu sorpresa, en vez de sentirte feliz, te sientes angustiada, nerviosa y deprimida.

En general, todas las mujeres que acaban de dar a luz pasan por el shock que les provoca encontrarse con la realidad del posparto, una realidad que incluye el cansancio, las dudas, la culpa, la soledad y la dificultad de criar sin tribu.

Pero cuando hablamos de depresión posparto, hablamos de algo que va más allá. Si tras varios meses tras dar a luz sientes que el mundo se te cae encima, que sufres  ataques de ansiedad o ataques de cólera con tu pareja, que estás convencida de que eres una madre terrible, si sientes que te resulta imposible disfrutar de las cosas, puede que estés pasando por una depresión posparto. 

Esos síntomas deberían llamarnos la atención, ya que nos dicen que algo le está sucediendo a esa mujer que acaba de ser madre.

Si te sientes así, no te sientas culpable, es más habitual de lo que puedas imaginarte. 

1 de cada 8 mujeres lo sufren de media y, en España, el 18,1% de las mujeres sufren algún trastorno mental a las 6 semanas del parto.

Si te preguntas por qué te está pasando esto, hay múltiples causas que podrían provocarlo, entre ellas la genética y antecedentes familiares o personales de depresión, si has sufrido depresión en el embarazo, si has vivido un parto traumático, si han habido complicaciones gestacionales y has sufrido mucho estrés o debido a los cambios drásticos hormonales que sufre tu cuerpo tras el parto.

El choque entre las expectativas y la realidad con la que te enfrentas tras dar a luz también es un factor de riesgo muy importante y vivimos en una sociedad donde se nos exige muchísimo a todos los niveles, y cuando una da a luz, no es el mejor momento para exigirse, simplemente hay que fluir y disfrutar de cada pequeño momento viviendo el día a día mientras nos adaptamos a esta nueva situación.

Con qué síntomas puedes identificarlo:

Pérdida de interés/placerExcesiva FatigaDormir demasiado, o muy poco
Sentir que vivir no vale la penaIrritabilidad, ansiedad, inquietudSentirse culpable
Distanciamiento de familia y amigosComer demasiado o muy pocoDificultades de concentración
Llorar muchoPensar en hacerse dañoPensar en hacer daño al bebé, o pensar en ello y temerlo

Algunas frases de algunas mamás que se sentían así:

Me da miedo quedarme a solas con mi bebé” 

“No me siento capaz de cuidarlo”

“Me paso todo el día llorando, me siento muy sola”

“es horrible sentirme así, mi bebé tiene 4 meses y siento que todavía no lo he disfrutado ni un segundo” 

“solo quiero dormir, no quiero coger a mi bebé”

 “las horas se me pasan muy lentas y cuando mi bebé duerme y se que no tardará en despertarse me entra ansiedad”

“A veces me imagino que le pasan cosas horribles a mi bebé, como que se me cae por las escaleras y me siento muy angustiada”

“No me atrevo a contárselo a nadie, van a pensar que soy la peor madre del mundo”

“Pienso a menudo que soy una madre horrible y que mi bebé se merece algo mejor”

Si te sientes identificada con lo que acabamos de comentar, puede que estés sufriendo una depresión posparto. ¿Qué deberías hacer?

  • Hablar con tu pareja y tu familia. Ellos pueden ser tu apoyo para superar esta situación. Que te ayuden y sean más comprensivos contigo puede darte un respiro.
    • Habla con tu pareja, explícale que no estás bien y que necesitas ayuda, tiene que entender que necesitas su apoyo y que su misión es cuidar de ti y del bebé.
    • Puedes hablar también con tu familia, con quien te sientas más cómoda, tu madre, una hermana, una amiga. Si criar en tribu es indispensable, cuando el posparto se vuelve más difícil de lo esperado el apoyo de tu gente es esencial.
  • Duerme: Es indispensable que priorices tu descanso. Evidentemente, si tienes un bebé recién nacido, su demanda será elevada y tu descanso mínimo. Por ello es vital que, en primer lugar, priorices tu descanso por delante de cualquier otra actividad que no sea atender a tu bebé o alimentarte. Todo lo demás debería poder esperar. Apoyate en tu pareja, familia y amigos para delegar el resto de tareas que no sean alimentar a tu bebé, alimentarte tú y dormir.
  • Si has podido o decidido dar pecho, continúa con la lactancia materna, es un factor de protección para tu bebé. Si por los motivos que sea estás con leche de fórmula, intenta hacer piel con piel o aumenta el contacto con tu bebé todo lo posible, el porteo puede ayudarte. Esto ayudará a minimizar el impacto en el bebé.
  • Busca un grupo de madres donde puedas escuchar otras vivencias, donde te sientas escuchada, donde puedas preguntar dudas y exponer tus inquietudes. Ahora mismo, los puedes encontrar incluso online. Ver que muchas madres se han sentido como tú y ver cómo lo están haciendo y sentirte comprendida te ayudará a gestionar la culpa y la sensación de soledad.
  • Busca ayuda profesional: Cuanto antes te pongas en manos de un profesional antes se reducirá el malestar y antes podrás disfrutar de tu maternidad como te mereces.

¿Tienes alguna duda?

Contacta conmigo por Whatsapp para más información.

Sandra Quiles

Sandra Quiles

Soy Sandra Quiles, psicóloga perinatal, mamá valiente y mujer soñadora, y no precisamente cada día en el mismo orden. Estoy al frente del Instituto de Bienestar Perinatal. Desde donde te ofrecemos recursos valiosos para ayudarte a maternar libremente y ofrecerte una red de apoyo y una tribu donde compartir con otras mamás únicas.

En la misma categoría

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pregúntame si tienes cualquier duda